La Historia De La Potranca del Diablo – Leyendas Tachirenses

12/03/2024

La Historia De La Potranca del Diablo

En las noches tranquilas del Pasaje Acueducto, hace más de seis décadas, se tejía una atmósfera misteriosa y enigmática. Escasas eran las personas que osaban transitar por sus calles nocturnas, y aún menos común era escuchar algún sonido después de la medianoche. En este contexto de quietud, surge una leyenda que ha perdurado en el imaginario colectivo: La Potranca del Diablo.

La Potranca del Diablo

Hace seis décadas, el Pasaje Acueducto era un lugar apacible. Durante las noches, escasas personas transitaban por sus calles. Era poco común escuchar pasos después de la medianoche.

Cuando se acercaban al cruce con la carrera 19, Nicolás comentó:

– No me siento cómodo pasando por aquí después de la medianoche.

– Tampoco yo.

– ¿Sabes qué hora es?

– Son la una de la madrugada – respondió Víctor.

– Antes de que pudieran continuar hablando, escucharon el sonido de cascos en la distancia.

– ¡Apresúrate, Víctor!

Ambos apresuraron el paso y se adentraron rápidamente en el zaguán de la casa de Nicolás, cerrando la puerta tras ellos.

Leyenda Tachirense: La Potranca del Diablo
Leyenda Tachirense: La Potranca del Diablo

Los cascos de un caballo resonaban en la noche, galopando desde el Liceo Simón Bolívar hacia la parte alta de la ciudad.

– Es ella.

– Sí.

– Escucha, se está acercando.

– Efectivamente, los pasos se hacían cada vez más audibles, resonando en el pavimento de la noche silenciosa.

– Miraron por un pequeño agujero en la puerta y vieron cómo un jinete envuelto en una capa oscura cruzaba ante ellos. Su figura esbelta se recortaba en la noche mientras montaba una Potranca alazana; parecía que sus cascos no tocaban el suelo.

– A pesar de esto, cada vez que las herraduras rozaban el suelo, se desprendían chispas y pequeñas llamaradas que iluminaban la oscura calle.

– El jinete desapareció y el sonido de los cascos se hizo cada vez más distante.

– ¿Hacia dónde crees que se dirija? - preguntó Víctor.

– ¡Quién sabe! - exclamó Nicolás - Lo cierto es que cada vez que aparece La Potranca del Diablo y atraviesa el Pasaje Acueducto desde el Liceo Simón Bolívar hasta la parte alta, perdiéndose en las montañas. Nadie la conoce ni sabe por qué se aparece en las noches oscuras. Todos le temen y la llaman "La Potranca del Diablo".

Fuentes:

  • Pasatiempos.wordpress
  • Leyendas del Táchira (Lolita Robles de Mora)

Puedes Leer:

Si quieres conocer otras noticias parecidas a: La Historia De La Potranca del Diablo – Leyendas Tachirenses, puedes visitar la categoría Cultura.

Puedes Leer También:

Subir

Utilizamos Cookies propias y de terceros de análisis. Al pulsar el botón Aceptar consiente dichas cookies. Leer Más