Cómo Cuidar A Las Mascotas Pequeñas De Un Nuevo Perro

16/10/2022

Cuidar A Las Mascotas Pequeñas De Un Nuevo Perro

Si vas a traer a casa un nuevo perro, es importante que lo entrenes para que se comporte y juegue de forma segura con tus otros animales. Si vas a presentar un nuevo perro a tu conejo, gato, pájaro u otro animal pequeño, tendrás que crear un espacio seguro para ambos animales al principio, de este modo también puedes cuidar a las mascotas pequeñas de un nuevo perro.

Puedes intentar organizar e iniciar breves presentaciones con correa para que ambos animales se conozcan mejor. Una vez que los animales se sientan completamente cómodos el uno con el otro, puedes permitirles pasar tiempo sin supervisión.

Índice de Contenidos
  1. Preparar a los animales para el encuentro
    1. 1.    Entrena a tu perro.
    2. 2.    Visita a al veterinario.
    3. 3.    Hable con un adiestrador o conductista.
  2. Crear un espacio seguro
    1. 1.    Designa una habitación para cada animal en tu casa.
    2. 2.    Coloca la comida y la cama de cada animal en su zona designada.
    3. 3.    Rota el animal que puede andar por los alrededores.
    4. 4.    Mantenga a ambos animales confinados si no hay nadie en casa.
  3. Hacer la introducción
    1. 1.    Prepare una presentación.
    2. 2.    Asegura a ambas mascotas.
    3. 3.    Permite que ambos animales estén en la misma habitación.
    4. 4.    Premia a ambas mascotas por su buen comportamiento.
    5. 5.    Repita las presentaciones hasta que ambos animales estén tranquilos.
    6. 6.    Deja que la mascota más pequeña explore.
    7. 7.    Elimina gradualmente la correa.

Preparar a los animales para el encuentro

Mascotas En Casa
Mascotas En Casa

Siempre es importante organizar y estar al tanto del primer encuentro entre los amínales para ello ten puedes hacer lo siguiente:

1.    Entrena a tu perro.

Adiestrar adecuadamente a tu nuevo perro es esencial para garantizar la seguridad de tu mascota pequeño. Asegurarte de que tu perro responde a las órdenes verbales te permitirá tener un control total sobre tu mascota. A la hora de presentar a tus animales, tu perro debe ser capaz de responder a “siéntate” y “quieto”.

2.    Visita a al veterinario.

Debes visitar a al veterinario antes de introducir cualquier animal nuevo en tu casa. Querrás asegurarte de que los animales que actualmente residen en tu casa pueden soportar el estrés de un nuevo perro. A la inversa, querrá asegurarte de que tu nuevo perro no tendrá problemas para mezclarse con los animales de tu casa.

  • Algunas razas de perro son menos propensas a llevarse bien con otros animales. Aunque a veces hay excepciones, hay que tener en cuenta las generalidades de cada raza. Asegúrate de investigar las razas de perros antes de traer a casa un nuevo perro.
  • Los perros más pequeños, como los chihuahuas, tienden a ser muy territoriales y pueden no llevarse bien con otros animales.
  • Los galgos tienen un gran instinto de presa y los que corren están entrenados para perseguir a pequeños animales peludos.
  • Los golden, los pastores de Anatolia, los gran daneses y otros perros grandes suelen llevarse bien con otras mascotas.

3.    Hable con un adiestrador o conductista.

Un perro con problemas de comportamiento puede necesitar ayuda profesional antes de presentarlo a los animales más pequeños de tu casa. Un conductista o un adiestrador pueden corregir los problemas de comportamiento de tu perro. Sin embargo, algunos perros son incapaces de adaptarse a la vida con animales más pequeños y no deben estar cerca de mascotas a las que puedan hacer daño.

Si tu perro tiene algunos problemas de comportamiento, asegúrate de hablar con un profesional antes de presentarlo a otros animales.

Crear un espacio seguro

Cuidar De Las Mascotas Más Indefensas
Cuidar De Las Mascotas Más Indefensas

Por su puesto el espacio para las mascotas sebe ser seguro, para ello ten en cuenta los siguientes puntos:

1.    Designa una habitación para cada animal en tu casa.

Antes de traer a casa a tu nuevo perro, deberás crear un espacio para cada animal. Este espacio debe tener una puerta que puedas cerrar para mantener a los animales alejados unos de otros. Si no puedes utilizar una habitación con puerta, considera la posibilidad de colocar protecciones, como puertas para cachorros o bebés, para mantener a tus animales alejados unos de otros.

  • Si tu pequeño animal ya reside en una habitación que se puede aislar, deberías dejarlo allí. El entorno familiar facilitará la adaptación a la llegada de la nueva mascota.
  • Si tienes varios animales pequeños, puedes considerar la posibilidad de mantenerlos en una habitación juntos siempre que se lleven bien entre ellos. Sin embargo, si tiene un perro y un gato pequeños, probablemente querrá darles sus propias habitaciones.
  • Si tu mascota pasa la mayor parte del tiempo en una jaula, debes mantener su jaula en una habitación separada y colocarla donde un perro no pueda llegar a ella.

2.    Coloca la comida y la cama de cada animal en su zona designada.

Una vez que hayas designado un espacio seguro para cada mascota, debe colocar la comida, el agua, la cama, la caja de arena, los juguetes y otros artículos de cada animal en esa zona. De este modo, el animal pequeño tendrá todas sus necesidades cubiertas y estará a salvo del nuevo perro. También evita que el nuevo perro destruya o se coma las cosas de tu mascota pequeña.

  • En especial, no querrás que tu nuevo perro se coma la comida o los desechos de tu mascota más pequeña. Un perro se comerá la comida del otro animal, que no está formulada para él y puede enfermarlo. Los perros también se meterán en la caja de arena de tu gato y se comerán las heces del animal.
  • Esto es especialmente importante si tienes un perro grande y otro pequeño. Si les das de comer al mismo tiempo, los dos animales pueden pelearse por la comida. Esto puede llevar a que el perro más pequeño se haga daño con el más grande.
  • Los juguetes también deben recogerse y ponerse en un lugar seguro, ya que los perros también pueden pelearse por ellos.

PUEDES LEER: 12 Mascotas Pequeñas Y Exóticas Que Puedes Tener En Casa

3.    Rota el animal que puede andar por los alrededores.

Cuando estés en casa, deberás dejar que tus animales salgan de sus respectivos espacios seguros en diferentes momentos. Esto les permitirá hacer ejercicio y familiarizarse con los olores de los demás. Deja que exploren tu casa e investiguen el olor del otro.

  • También puedes considerar frotar el olor de tu pequeño animal en un trapo y dejar que tu perro lo huela. Esto le ayudará a familiarizarse con el olor de tu pequeño animal antes de introducirlo con correa.
  • Si tu perro da zarpazos en la puerta de la zona donde tienes a tu mascota pequeña, es posible que tengas que visitar al adiestrador antes de presentar a tus animales. El perro podría ser simplemente curioso, pero si es muy intenso y está concentrado, necesitará orientación.

4.    Mantenga a ambos animales confinados si no hay nadie en casa.

Cuando estés fuera, asegúrate de colocar a ambos animales en su espacio seguro. No querrás volver a casa y descubrir que tu nuevo perro ha destrozado tu casa mientras perseguía a tu mascota más pequeña, o peor aún, que lo haya herido o matado. Asegúrate de cerrar las puertas y bloquear las verjas antes de salir.

Esta también es una gran oportunidad para entrenar a tu nuevo perro en la jaula.

Hacer la introducción

Mascotas Pequeñas Frente A Un Nuevo Perro
Mascotas Pequeñas Frente A Un Nuevo Perro

Hacer una introducción es importante, y es que esta es una forma de presentar a las mascotas mostrándole afecto a ambos y tratar de que se acepten el uno al otro.

1.    Prepare una presentación.

Una vez que tu perro se haya calmado y esté menos obsesionado con el otro animal, puede empezar a planificar una presentación inicial. Elije un espacio neutro y agradable con el que ambos animales estén familiarizados y se sientan cómodos. Asegúrate de alimentar y ejercitar a ambos animales antes del encuentro para que ambos estén relajados.

  • Si no has entrenado a tu perro para que responda a las señales verbales, deberías hacerlo antes de iniciar la presentación. Será difícil controlar a tu perro sin un poco de entrenamiento.
  • Presentar un nuevo animal es una situación intensa y debes esperar que tu perro no responda a todas tus órdenes.
  • Presentar un nuevo cachorro a tu gato puede ser un poco más fácil si se tiene en cuenta que un gato suele manejarse con un perro más pequeño. Es posible que no tenga que ser tan precavido al presentar a un cachorro.

2.    Asegura a ambas mascotas.

Dado que es probable que tu nuevo perro se excite y posiblemente ataque a tu mascota más pequeña, deberás llevarlo con una correa para poder controlar su comportamiento. También debería poner al otro animal en su transportín o jaula. Estos niveles de protección adicionales garantizarán que ninguno de los dos animales resulte herido.

Si vas a presentar tu gato a un nuevo perro, considera la posibilidad de cortar las uñas de tu gato para que no arañe la sensible nariz del perro, pero sólo si estás seguro de que el perro no intentará hacer daño al gato.

LEE TAMBIÉN: Las 17 Razas De Perros Grandes Más Populares Del Mundo

3.    Permite que ambos animales estén en la misma habitación.

Una vez que hayas asegurado a ambos animales, colóquelos en el mismo espacio. Es probable que tu perro sienta mucha curiosidad por el otro animal y quiera olerlo. Si tu perro está especialmente excitado, contrólelo utilizando órdenes y la correa. Intenta limitar la interacción inicial a sólo unos minutos.

  • Los pájaros, los hámsteres y los conejos pueden huir de un perro especialmente revoltoso. Es probable que debas mantenerlos en sus jaulas al principio. No te sorprendas si tu gato le sisea al perro.
  • Utiliza señales verbales, como “siéntate” y “quieto”, para mantener al perro bajo control.
  • Nunca debes dejar a los animales sin supervisión durante las sesiones de introducción.
  • Considera la posibilidad de que otra persona sostenga al animal más pequeño durante las presentaciones iniciales. Controlar a ambos animales puede ser difícil por sí solo.

4.    Premia a ambas mascotas por su buen comportamiento.

Cuando los animales interactúen bien entre sí, elógielos verbalmente y dales golosinas. Esto es especialmente importante para reforzar el buen comportamiento del perro. Durante las sesiones de presentación, también es importante que mantenga un tono uniforme pero firme. Esto ayudará a que ambos animales estén tranquilos.

Regañar constantemente a tu perro durante las presentaciones puede hacer que se vuelva agresivo con el animal más pequeño.

Bienestar De Las Mascotas En Casa
Bienestar De Las Mascotas En Casa

5.    Repita las presentaciones hasta que ambos animales estén tranquilos.

Para que ambos animales se familiaricen entre sí, deberás realizar sesiones de presentación con regularidad a lo largo de uno o dos meses. Al principio, las sesiones de presentación deben ser breves. Sin embargo, a medida que los animales se familiaricen con el otro, puede aumentar su duración.

  • Opta por varias presentaciones cortas en lugar de pocas sesiones largas.
  • Intenta acercar físicamente a los dos animales en cada sesión. Si alguno de los animales está excitado o tiene miedo, aléjese un poco y tómese un descanso.

6.    Deja que la mascota más pequeña explore.

Después de unas cuantas sesiones o cuando tu perro se calme, deja que el animal más pequeño explore por sí mismo. Utiliza señales verbales, como “siéntate” y “quieto”, para mantener a tu perro sentado y tranquilo. Siga utilizando la correa hasta que confíes plenamente en tu perro. Recompensa al perro con golosinas y elogios si responde a tus órdenes y juega bien con el otro animal.

Asegúrate de que el animal tiene una vía de escape en caso de que el perro se aleje de ti.

7.    Elimina gradualmente la correa.

Una vez que tus mascotas hayan pasado días consecutivos sin ningún incidente, debería soltar la correa del perro. Sin embargo, esté preparado para agarrarla en caso de que el perro vaya tras el animal más pequeño. Después de varias sesiones de buen comportamiento con la correa suelta, quita a tu perro la correa y confía en las señales verbales. Aumenta gradualmente las sesiones sin correa hasta que no haya incidentes y ambos animales se sientan cómodos.

  • Asegúrate de que tu mascota más pequeña tiene una vía de escape en caso de que las cosas se salgan de control.
  • Este último paso no debe apresurarse y debe llevarse a cabo con precaución. Pueden pasar semanas o incluso meses hasta que los animales se conozcan.



Si quieres conocer otras noticias parecidas a: Cómo Cuidar A Las Mascotas Pequeñas De Un Nuevo Perro, puedes visitar la categoría Blog.

Puedes Leer También:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos Cookies propias y de terceros de análisis. Al pulsar el botón Aceptar consiente dichas cookies. Leer Más