Jóvenes tachirenses buscan alternativas económicas como Streamers

Jóvenes tachirenses buscan alternativas económicas como Streamers

Jóvenes del estado Táchira buscan opciones económicas ejerciendo como streamers: Debido a la falta de oportunidades laborales y los bajos salarios, algunas jóvenes venezolanas, en particular tachirenses, han optado por explorar otras ocupaciones poco convencionales, como la vida como streamers, un término que surgió en la década de 2010 con el avance tecnológico y que ganó popularidad en 2019 debido a la pandemia, que impulsó nuevos modelos de trabajo, como el teletrabajo o jóvenes que generaban ingresos en línea al ser observadas por algunos internautas.

Jóvenes del Táchira buscan alternativas económicas como Streamers

En busca de nuevas perspectivas, jóvenes del Táchira han indagado sobre la vida como streamers, donde, a través de internet y un teléfono móvil, pueden mejorar sus ingresos económicos. En este caso, Sara y Alexa, como se hacen llamar en este nuevo mundo, compartieron con el Diario de Los Andes su experiencia y algunas dificultades que enfrentan, especialmente en relación con la percepción de la sociedad.

Su labor consiste en entablar conversaciones con hombres de otros países a través de diversas aplicaciones. La mayoría de estos hombres no hablan español, así que deben utilizar señas para comunicarse, lo cual es bien recibido por los extranjeros.

Sara y Alexa trabajan habitualmente en una empresa privada del estado Táchira, pero aseguran que el salario que reciben no es suficiente para cubrir sus necesidades personales o las de sus hogares. Esta situación las llevó a buscar otras oportunidades, sobre todo Sara, que es madre soltera.

"Hace un año empecé con curiosidad, como madre soltera tuve que buscar ingresos adicionales a mi trabajo, ya que no me alcanzaba. A través de las aplicaciones puedo ganar desde 32 dólares semanales en adelante, lo cual es de gran ayuda", expresó Sara.

Uno de los desafíos de este tipo de trabajo es el temor a ser expuestas y recibir señalamientos o divulgación de su imagen en redes sociales. Alexa comentó que al principio tenía miedo, pero al conocer las reglas de la aplicación que protegen su privacidad, se sintió más segura.

Sara y Alexa reciben un pago aproximado de 400 bolívares quincenales más mil bolívares de cestaticket en la empresa donde trabajan, lo que suma aproximadamente 50 dólares mensuales. Sin embargo, mediante su trabajo como streamers, se proponen una meta semanal de 30 dólares, que mensualmente puede llegar a ser de 120 dólares o más, dependiendo de la cantidad de llamadas que atiendan.

Ambas jóvenes destacan que el salario mínimo no es suficiente para cubrir las necesidades básicas, y muchas personas tienen que trabajar en múltiples empleos. En su realidad, han encontrado una forma de mantener a sus hijos y contribuir en los gastos del hogar.

Al principio, Sara y Alexa decidieron ocultar su trabajo como streamers, pero luego tomaron valor y lo comunicaron a sus familiares y amigos cercanos. A pesar de algunas críticas y momentos difíciles, consideran que esta es una alternativa que les ha resultado beneficiosa dadas las circunstancias económicas del país.

Alexa, quien lleva dos meses en esta labor, sostiene que no considera que sea prostitución, ya que solo interactúa con personas a través de llamadas y solo muestra su rostro, sin mostrar ninguna otra parte de su cuerpo.

Aunque no hay cifras oficiales sobre cuántas mujeres venezolanas, específicamente tachirenses, se dedican a ser "novias virtuales" (streamers), Sara y Alexa afirman que es impresionante la cantidad de mujeres que se suman a esta comunidad día a día.

Fuente: Diario de Los Andes

Si quieres conocer otras noticias parecidas a: Jóvenes tachirenses buscan alternativas económicas como Streamers, puedes visitar la categoría Táchira.

Puedes Leer También:

Subir

Este sitio web utiliza Cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Y en algunas entradas, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en este sitio web de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies usamos y desactivarlas si quieres. Leer Más