El Camino Hacia la Abolición Universal de la Pena de Muerte

El Camino Hacia la Abolición Universal de la Pena de Muerte

Durante 2015, un reporte de Amnistía Internacional reveló que 1,634 individuos enfrentaron la ejecución, marcando la cifra más elevada en un cuarto de siglo. Sorprendentemente, estas estadísticas excluyen a China, donde la información sobre las ejecuciones es un secreto bien guardado.

Irán, Arabia Saudita, Egipto y Estados Unidos siguen a China en esta macabra lista. Aunque la noticia es desoladora, hay destellos de progreso en la lucha por la abolición de la pena capital. Amnistía Internacional destacó una disminución en las sentencias de muerte dictadas en 2022 en comparación con 2014, con 20,292 individuos actualmente condenados.

Entre progreso y persistencia día mundial contra la pena de muerte

En un giro alentador, más de la mitad de las naciones del mundo han erradicado la pena de muerte, con Madagascar, Fiji, Surinam y la República del Congo uniendo recientemente sus filas a los 140 estados abolicionistas.

Desde 2003, cada 10 de octubre marca el Día Mundial contra la Pena de Muerte, una iniciativa de la Coalición Mundial contra la Pena de Muerte. Este colectivo une a organizaciones que aspiran a eliminar este castigo de todos los sistemas judiciales globales, fundamentando su lucha en la preservación del derecho inalienable a la vida.

Este derecho esencial, considerado la piedra angular de todos los derechos humanos, se ve desafiado flagrantemente por la existencia de la pena capital. Desde la década de 1960, ha habido movimientos para erradicar esta forma de castigo, un esfuerzo que ganó tracción con la aprobación de las Salvaguardias del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas en 1984 y el Segundo Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos en 1989.

Aunque más de 160 miembros de las Naciones Unidas han abolido o dejado de practicar la pena de muerte, reflejando una diversidad de sistemas jurídicos, culturas y creencias religiosas, su persistencia en varios países resalta la necesidad continua de lucha y abogacía.

Esta dualidad entre progresos significativos y desafíos persistentes ilustra la complejidad de la cuestión. Aunque hemos avanzado considerablemente desde los tiempos oscuros donde la pena capital era una norma no cuestionada, la lucha por su abolición total está lejos de concluir. Cada ejecución subraya la urgencia de esta causa, mientras que cada abolición reafirma la creencia en la sacralidad de la vida humana.

Quizás Quieras Leer:

Si quieres conocer otras noticias parecidas a: El Camino Hacia la Abolición Universal de la Pena de Muerte, puedes visitar la categoría Mundo.

Puedes Leer También:

Subir

Este sitio web utiliza Cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Y en algunas entradas, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en este sitio web de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies usamos y desactivarlas si quieres. Leer Más